Miércoles, 25 Febrero 2015 10:23

Definiendo Objetivos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Es de importancia medular trazarse Objetivos para la Vida.

El ascenso a nuestros particulares "Everest" tendrá Logros Satisfactorios si, y solo si, nuestros Objetivos de Vida están bien planteados y planeados. No se trata de tomar decisiones cerradas, rígidamente estructuradas, sobre las que un asomo de azar y/o incertidumbre ya estropee todo el plan sumiendonos en estrés, ansiedad o depresión; sino de transitar un camino, un modelo, que nos permita orientar alineadamante nuestras acciones, sin perder agilidad ni adecuación. Para planearte un Objetivo para la Vida te invito a dar los siguientes pasos a través de la Indagación Inteligente. ¡Pregúntate!:

1. ¿Qué es lo que está ocurriendo?. Responder a esto es fundamental. No te quedes solo en la observación de los síntomas, lo que ves o sientes "a simple vista". Visualiza, escucha, siente el problema de fondo, la necesidad que te presiona o el conflicto que te vive. "¡No tengo dinero!", "¡No quiero trabajar!" o "¡¡Mi mujer me pega!!", entre otros casos, no es lo medular... son solo los síntomas. ¿Qué está ocurriendo más allá, en mis creencias, emociones, lenguaje, pensamientos y corporalidad?... ¿Qué está ocurriendo de fondo en mi entorno familiar, organizacional y social?... responder a estas preguntas, y similares, será muy importante para validar el Objetivo de Vida que te plantearás.

2. ¿Qué quiero?. Aquí comienzas la transición desde tu Estado Presente, donde identificas el problema, conflcto o necesidad, hacia tu Estado Deseado. Cuando estés redactando tu respuesta toma en cuenta los siguientes aspectos:

  • Trata de redactar sin hacer generalizaciones afirmativas o negativas. Tampoco omitas o distorsiones factores, no cedas al autoengaño.
  • Sé específico: ¡enfócate!... refiérete a una situación particular. No mezcles varios "líos".
  • Incluye evidencias: ¿qué vas a ver, escuchar y sentir cuando alcances tu objetivo?. Que puedas verificar tus resultados.  
  • La solución debe depender de ti. No hagas a Otro responsable por el alcance o no de TU Objetivo de Vida.
  • La solución será saludable para ti y tu entorno humano, biológico, laboral, escolar, etc. 

Antes de dar el siguiente paso, pregúntate: ¿PARA QUÉ lo quiero?

3. ¿Cuáles serán mis evidencias?. Te recomiendo establecer entre 3 y 5 evidencias claramente definidas, observables y medibles a través de tus sentidos. ¿Qué voy a ver, oir y sentir cuando lo logre?

4. ¿Qué pasos daré para vivir éstas evidencias?. Define la secuencia de acciones, en sentido progresivo, no "saltes actividades o tareas"... describe con claridad lo que vas a hacer. Una vez los hayas escrito "regresa al futuro" (a las evidencias que estableciste) y verifica en ejercicio de imaginación si las acciones tomadas fueron eficientes para tu Logro. Observate: ¿Qué sientes? ¿Qué hay en tus pensamientos, en tu lenguaje, emociones y creencias con respecto a lo que has alcanzado desarrollar como Objetivo para la Vida?... Observa bien, ¡escucha tu conversación interna!... luego haces los ajustes (si son necesarios) y das curso a las acciones.

Bueno, amigo, luego comparto contigo una segunda y tercera nota acerca de éste importante tema, donde podrás observar algunas preguntas que te ayudarán a observar cómo las creencias, las estrategias, la fisiología, las interferencias, los recursos y la ecología pueden influír en el logro de tu Objetivo para la Vida.

No olvides aplicar Fe y Amor!... no importará cuántas preguntas poderosas desarrollemos y apliquemos en nuestro hacer, si no hay Fe ni Amor... ya conoces la respuesta!

PD: nota basada en los trabajos de K. Pribram, G. Millar, E. Galater (1969) y Salvador Carrión (1996).

Visto 136177 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2015 10:53