Martes, 24 Febrero 2015 09:57

Decidiendo Proyectos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Hace algunos días una persona me preguntó
 
¿Qué haces tú para considerar si una propuesta de trabajo, o proyecto, es para ti?

Es una pregunta interesante y poderosa. Creo que no hay que dejar pasarla pues frecuentemente encuentro en mis consultas como Coach no pocos Seres Humanos tristes, resentidos, viviendo el miedo, ansiosos; con problemas físicos debido al estrés y la vivencia del trabajo o proyecto laboral en el que se encuentran como consecuencia de una decisión basada en lo emergente y apremiante del dinero, y no en lo importante de la vida. Sin dejar de sentir la común urgencia financiera y presión del entorno socioeconómico, y reconociendo la interpretación que cada cual tiene de lo que ocurre en su ambiente, este es mi aporte con respecto a la indagación que nos ocupa.

  1. Verifico en mi Ser si la propuesta o proyecto se alinea a mi Propósito. ¿Responde a lo que me direcciona? ¿Honra a lo que me da sentido de Valor, de destino y legado? Importa aquí estar atento a la información que mi cuerpo me da: respiración, dónde y cómo siento el proyecto, ¿es agradable?... y demás información sensorial.
  2. Verifico si mis Posibilidades apalancan la resolución del proyecto. ¿Mis talentos y habilidades naturales me hacen natural a la propuesta? 
  3. Verifico si la propuesta tiene resonancia en mis Anhelos con Significado. ¿El enfoque, contenido o sentido del proyecto es armónico a mis más Altos Sueños?
  4. Verifico si mi Saber - Hacer - Tener puede hacer sustentable mi relación con el proyecto. ¿Mis conocimientos, acciones y recursos hacen posible mi construcción exitosa en el proyecto?
  5. Si encuentro Sentido y Coherencia a través de las indagaciones anteriores, procedo a considerar mi participación en el proyecto desde las perspectivas financieras, administrativas y jurídicas. 

Hay algo más: FE!... en que mi Diseño responde al Propósito que mora en mi, y me entusiasma la Vida saber que Buenas Obras se prepararon de antemano para que yo anduviese en ellas. Haciendo esto me ha ido bien. No siempre obtengo el mejor contrato financiero, pero en cada uno de ellos logro enriquecer integralmente mi vida.

Un Abrazo! 

Visto 96784 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2015 10:20
Más en esta categoría: Definiendo Objetivos »